Si estás pensando en invertir en un negocio y no estás seguro en colocar tu propia marca o tomar un modelo de negocio, en este articulo encontraras algunos puntos que debes tener en cuenta para elegir la mejor opción:

Tu perfil de emprendedor: Identifica si tienes las ganas de ser tu propio jefe. Hazte las siguientes preguntas: ¿cuentas con el tiempo y el dinero necesario para entra a las filas del emprendimiento?, identifica si quieres un negocio establecido con una marca posicionada o te gusta más la idea de crear algo con tu sello personal. sí eliges la opción de emprender con tu propia marca ¿conoces el proceso que conlleva desarrollar una marca? y sobre todo ¿cómo posicionarla en el mercado?

Giro de negocio: Piensa muy bien en que giro de negocio quieres incursionar, debe de ser algo que te guste, que el ADN del negocio sea compatible con el tuyo. Por ejemplo, es muy común escuchar la frase. “a la comida se la seca mucha utilidad” Pongamos un restaurante… ¿Enserio?, si eres de lo que piensan que el restaurante es buen negocio, te tengo una noticia, es tan buen negocio como todos los demás giros, con la mínima diferencia que el giro de alimentos y bebidas es el más complicado de todos, ya que, además de su grado de especialización, todos los insumos son precederos, recibes productos que se tiene que transformar, tendrás lidiar con mermas, robo hormiga, quejas de los clientes, además tener un buen sazón, pero ya estás pensando en un giro en concreto, realiza una investigación a profundidad, y déjate guiar por un experto.

Monto de inversión: ¿Cuánto quieres invertir?, o mejor dicho; ¿Cuánto tienes para invertir?, te recomiendo no gastar todo tu capital, es mejor dejar una reserva como colchón sobre todo si decides tomar la vía de emprender con tu propia marca ya que es un camino más arriesgado y desconocido, si decides la vía de un modelo de negocio, pregunta bien cuál es el total de monto que debes invertir, como en el caso de las lavandería la inversión total está se divide en: inversión en equipamiento, inversión en habilitación del local y el capital de trabajo. además de los gastos de preapertura renta, deposito, flete, tramites, publicidad, etc.

Tiempo: ¿Cuánto tiempo estas dispuesto a dedicarle a tu nuevo negocio?, bien esto es más sencillo; desarrollar una nueva marca te exigirá el 100% de tu tiempo, mientras que con una marca ya posicionada puedes estar más libre, sin embargo, es importante recalcar que los dos requieren de tu tiempo.

Experiencia: Si quieres hacer crecer tu propia marca, asegúrate de tener bastante experiencia y conocimiento en el giro o te irás directo a la quiebra, en el caso de modelos de negocio con sistema de franquicia prácticamente puedes incursionar en cualquier giro ya que la franquicia tiene la responsabilidad de enseñarte y entrenarte.

¡Comparte esta entrada, elige tu plataforma!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.