Por: Daniel Herrera

Si estás pensando en invertir en un negocio y no estás seguro en colocar tu propia marca o tomar una franquicia, aquí te comparto algunos puntos que debes tener en cuenta para elegir la mejor opción:

 

  1. Tu perfil: Identifica si tienes las ganas, el tiempo y el dinero que se necesitan para emprender algo nuevo para desarrollar una marca y sobre todo para posicionarla en el mercado, identifica que si quieres un negocio establecido con una marca posicionada o te gusta más la idea de crear algo con tu sello personal.
  2. Giro: Un restaurante… ¿Enserio?, si eres de lo que piensan que el restaurante es buen negocio, tengo una noticia, es tan buen negocio como todos los demás giros, con la mínima diferencia que el giro de alimentos y bebidas es el más complicado de todos, ya que, además de su grade de especialización, recibes productos que tiene que transformar y lidiar con mermas, robos, quejas de los clientes, etc. (escribiremos un post más adelante sobre este tema), pero ya estás pensando en un giro en concreto, por ejemplo: un salón de uñas, metete a trabajar a uno, por lo menos un mes, ahí identificarás si ese giro es para ti.
  3. Monto de inversión: ¿Cuánto quieres invertir?, o mejor dicho; ¿Cuánto tienes para invertir?, te recomiendo no gastar todo tu capital, es mejor dejar una buena reserva como colchón sobre todo si decides tomar la vía del emprendimiento ya que es un camino más arriesgado y desconocido, si decides la vía de la franquicia, pregunta bien cuál es el total de monto que debes invertir, ya que muchas veces las franquicias solo te dan un monto inicial, pero no te dice que además de ese monto debes pagar renta, deposito, fletes, adecuar el local, hacer publicidad, etc.
  4. Tiempo: ¿Cuánto tiempo estas dispuesto a dedicarle a tu nuevo negocio?, bien esto es más sencillo; desarrollar una nueva marca te exigirá el 100% de tu tiempo, mientras que una franquicia puedes estar más libre, sin embargo, es importante recalcar que los dos requieren de tu tiempo.
  5. Experiencia: Si quieres levantar tu propia marca, asegúrate de tener bastante experiencia conocimientos en el giro o te irás directo a la quiebra, en el caso de la franquicia prácticamente puedes incursionar en cualquier giro ya que la franquicia tiene la responsabilidad de enseñarte y entrenarte.

Un negocio propio es para los apasionados, los que quieren inventar, crear, diseñar, ser reconocidos por haber fundado su propia compañía, los que tienen el dinero, mucha energía y sobre todo mucho tiempo.

Ventaja principal de tener tu propio negocio:

Tu llevas las riendas y tu decides como se tienen que hacer las cosas.

Desventaja principal de tener tu propio negocio:

Compites con las grandes marcas por lo que necesitarás mucho dinero y mucho tiempo (años) para posicionar tu negocio.

La franquicia es para alguien que quiere un negocio ya probado donde el enseñan todo, le dicen que se hace, el lo hace y disminuye el riesgo de su inversión.

Ventaja principal de unirte a una franquicia:

Te ahorras todos los años que la franquicia ya lleva en el mercado, te enseñan y te ayudan con todo lo que necesites.

Desventaja principal de unirte a una franquicia:

Tienes que apegarte a todo lo que te digan, además de tener que pagar cuota de franquicia por uso de marca y regalías de tus ventas totales.

En conclusión: identifica si eres emprendedor apasionado o inversionista aterrizado.

 

En Ecoclean te ayudamos a identificar cuál es tu perfil, acércate con nosotros y pide una cita sin costo.

Pin It on Pinterest

Share This